Tabaco

Para los Guane,  el Tabaco era una planta sagrada que sanaba, daba fuerza y mejoraba la visión en las cuevas.

Los indígenas Guane cultivaban y usaban la Coca y  el Tabaco como  principio  femenino y masculino, en sus celebraciones y rituales de sanación. Manbeaban para resistir el hambre y las fuertes faenas en las labores de caza, pesca y caminatas con carga. Hacían aspiraciones nasales de su esencia líquida, para  dilatar sus pupilas y ver con mayor facilidad en las cuevas. El Cacique recibía  Tabaco de  su pueblo como tributo.

IMG_20190321_163735.jpg
 

Tabaco

Para los Guane,  el Tabaco era una planta sagrada que sanaba, daba fuerza y mejoraba la visión en las cuevas.

...​

En la conquista, los españoles descubrieron el Tabaco y lo llevaron a Europa.  En el siglo XVI fumar se convirtió en un hábito de la realeza y la  elite que se amplió a todas las clases sociales incrementando su demanda.  

 

En nuestro territorio Guane, a falta de oro, el  Tabaco pasó de planta sagrada, a ser el producto de mayor importancia comercial para los españoles.

 

Hacia 1776, la Corona española declaró el Tabaco como bien primario de exportación,  concedió monopolios en varias zonas, para obtener ganancias;  En Barichara, San Gil, Socorro y Girón se prohibió su cultivo y comercialización interna,  pero siendo parte fundamental de la  tradición indígena y modo de sustento de  mestizos, se seguía cultivando a escondidas. Las autoridades ejercían control arrancando  las plantas y quemando las semillas. En 1850 se abolió el monopolio y se dio entrada a productores extranjeros.

 

En Barichara, la industria de cigarrillos  fomentó y financió el  cultivo de Tabaco con un modelo de agricultura por contrato, que garantizaba a los campesinos un comprador fijo para su cosecha. Generando  un gran crecimiento de la  producción de Tabaco. Pero redujo drásticamente  los cultivos tradicionales del fique y el algodón  y por ende los tejidos de mantas, mochilas, alpargatas y demás. 

A principios del siglo XX nació la compañía colombiana de Tabaco - Coltabaco,  fusión de pequeñas tabacaleras. En 1976, construyeron en  Barichara una bodega para recolección, curado, secado y empaquetamiento del Tabaco producido en la zona. Llegaron a la región Philip Morris  Y  British American Tobbaco que abrieron plantas de procesamiento y almacenamiento. Así,  la industria del Tabaco se convirtió en principal fuente generadora de empleo e ingresos para la población campesina y principal producto de exportación a nivel nacional.

 

En las últimas décadas, el conflicto social por los graves problemas de salud que produce  el consumo de Tabaco, el control y prohibición del consumo, la exigente política tributaria y arancelaria y el  contrabando;  ocasionaron la caída del mercado. Coltabaco retiró su sede de Barichara en 1990  y  las otras dos compañías, cerraron sus plantas en 2019  y  2020.

 

Hoy, el cultivo del Tabaco es un Saber Tradicional Patiamarillo heredado de los indígenas Guane. Un oficio de economía campesina,  realizada en  áreas más pequeñas,  que involucra mano de obra familiar. Está orientado a cultivar la hoja  para suministrar a los “Fabriquines”  de Santander  en especial,  encargados de armar, terminar y vender puros sin marca propia. También producen picadura para pipa.  Localmente, se han desarrollado emprendimientos con marcas de puros que compiten a nivel nacional e internacional.

 

PROCESO

La semilla del Tabaco se siembra en un semillero durante 45 días, luego se pasa a la tierra y a los 2 o 3 meses se empieza a recolectar la hoja.

Una vez recogida la hoja es llevada a los caneyes,  donde se  ensarta en cuerdas y se cuelga para dejarlo curar por 2 meses. Cuando ya están secas las hojas, se recogen, se prensan y amarran en bultos para vender.

En producción  se seleccionan  las hojas para picar para pipa o enrollar y armar los puros.